Category Archives: OS7 Carabineros

OS7 de Carabineros Detiene a Sagredo y Topp Collins

A comienzos de la segunda semana de febrero de 1982, un grupo de efectivos del departamento O.S.7 de Carabineros, con base en Santiago, se encontraba en Viña del Mar para prestar servicios especiales con ocasión del Festival de la Canción. Casi al llegar a la ciudad jardín, el Mayor Sergio Avila Quiroga recibió una llamada telefónica.

El mayor Avila no conocía al cabo Juan Quijada Flores, que le llamaba para entregarle una información explosiva. Poco después, el oficial recibió al cabo y escuchó su historia. De allí surgiría una sigilosa investigación, que se prolongo por el resto del mes, necesaria para comprobar las denuncias de Quijada. Ni Jorge Sagredo Pizarro ni Carlos Topp Collins, ambos de la Primera comisaría de Viña, imaginaron que el O.S.7 comenzaba la lenta tarea de reunir pruebas.

-Quijada me dijo- declaro el oficial ante el tribunal, – que a principios de febrero, Jorge Sagredo le había confidenciado su participación en los delitos atribuidos al sicópata.

El cabo argumentó que no había informado a su jefe directo por temos al ridículo, ya que en esa época, en serio o en broma, todo el mundo tenía diferentes teorías acerca de la identidad de los dos homicidas de la quinta región. También temía que, si su denuncia no podía ser confirmada, corría el riesgo de ser sancionado disciplinariamente por acusaciones infundadas a sus compañeros. Pero el O.S.7 le dió seguridades de que sería bien interpretado y que se iniciaría una investigación en el más estricto secreto.

O.S.7 inicia de esta manera una exhaustiva investigación de Sagredo y Topp Collins que rápidamente empieza a entregar frutos.

Pero el caso, inesperadamente para O.S.7, comenzó a remontar hacia su máxima espectacularidad a principios de marzo de 1982. El martes 2, el diario La Tercera publicó una primera información, vaga y confusa, sobre las detenciones de dos sospechosos aprehendidos por Investigaciones. No se darían sus nombre hasta el día siguiente pero uno de ellos sería un empresario viñamarino.

Considerando las pruebas que acusaban a Topp y Sagredo y tratando de impedir un inminente error policial, O.S.7 apresuró el paso. El tiempo apremiaba, y el O.S.7 encontraba lentamente evidencias que iban en la dirección de los dos policías que ya estaban arrrestados.

El 7 de Marzo de 1982, Topp y Sagredo son entregados a la justicia por O.S.7, y el empresario viñamarino es dejado en libertad por falta de méritos.

Revista Ercilla, 5 de Enero de 1983