Cabo Juan Quijada: “Sagredo y Topp Collins son los únicos culpables”.

sicopatas de viña

 

Viña del Mar (Hernán Camacho).- “Sagredo y Topp Collons son los únicos culpables en el caso que se encuentra investigando en estos momentos la justicia. Creo firmemente que Jorge Sagredo está enfermo y podría decirlo, que bastante enfermo”, dijo a nuestro diario en la mañana de ayer el cabo Juan Quijada Flores, quien fuera involucrado por el ex carabinero en los crímenes del llamado sicópatas de Viña del Mar.

Continue reading

Sagredo Camino al Manicomio?

jorge sagredo

La Tercera, 30 de Marzo de 1982

Valparaiso – “En este momento estoy compenetrado a probar que mi cliente esta “loco” y, por ende, es inocente, toda vez que actuó fuera de sus facultadesc mentales, quedando, por lo tanto, exento de responsabilidad penal…” dijo a La Tercera el profesional Claudio Morales Greene, defensor del ex carabinero Jorge Sagredo Pizarro, inculpado de haber participado en los crímenes de los llamados “sicópatas de viña”.

Jorge Sagredo se declara culpable ante la Prensa

VALPARAÍSO (Hernán VALPARAÍSO (Hernán Camacho).- Las declaraciones de culpabilidad entregadas a los periodistas locales por el ex carabinero Jorge Sagredo Pizarro, hechas ayer en la Cárcel Presidio de esta ciudad, llevaron a convertir el caso del sicópata de Viña el caso del sicópata de Viña en una caja de sorpresas.

Sagredo Pizarro logró conversar con algunos periodistas locales en su lugar de encierro, afirmando en un estado de nerviosismo y alteración “que los crímenes los cometió sin estar en sus cabales y que posteriormente le sobrevenía un fuerte dolor de cabeza que lo sumía en un estado de semi-inconciencia. No sé por qué lo hice. La verdad es que qué Jo hice. La verdad es que todo esto es como si alguien me estuviera haciendo un mal y es un mal que me sigue. Estoy arrepentido y sólo pido que me perdonen…”, dijo entre balbuceos y lamentos, mientras crispaba sus dedos, transpirando copiosamente y con sus ojos enrojecidos.

Los cazanoticias debieron calmarlo en repetidas ocasiones de su nerviosismo, para poder entablar un diálogo. Cuando esta situación se concretó, indicó haber actuado en forma solitaria en el estero de Viña donde dio muerte a Fernando Lagunas Alfaro y a su acompañante, “La Topogigio”, y en las inmediaciones del Puente Capuchinos, donde ultimó a la pareja de jóvenes formada por Jaime Ventura y Roxana Ester Venegas. Los restantes asesinatos los hizo en concomitancia con Carlos Alberto Topp Collins, según sus propias declaraciones. 

Habla Víctima: “Topp Collins disparó contra el Dr. Alfredo Sánchez”

top_collins_disparo

Testimonio de Luisa Fernanda Bohle (acompañante de doctor Alfredo Sanchez).

“Tengo muy poco que decir. Tampoco son mis deseos ahondar en el tema, pero sí puedo decirles que ratifiqué ante el ministro lo que ya había dicho con anterioridad. Dije que la noche del 12 de noviembre de 1980, cuando fuimos asaltados por dos sujetos y asesinado el doctor Alfredo Sánchez Muñoz, reconocí al ex carabinero Alberto Topp Collins, como la persona que disparó contra Alfredo. Igualmente  reconocí a Jorge Sagredo como su acompañante. Para esta situación no tengo duda por cuanto ambos actuaron con sus rostros descubiertos, es decir, sin pasamontaña”.

La Tercera, jueves 29 de abril de 1982

Ex carabineros serían autores de al menos 15 delitos

CONFESOS: Se supo que los dos ex carabineros habían confesado “no sólo a los diez homicidios, sino un total de quince delitos, en los cuales también cometieron robos”. Otro detalle conocido fue que en poder de uno de los dos detenidos se encontró un reloj pulsera de Ana Rivera, una de las víctimas de los asaltos sexuales perpetrados por la pareja de asesinos.

Continue reading

OS7 de Carabineros Detiene a Sagredo y Topp Collins

A comienzos de la segunda semana de febrero de 1982, un grupo de efectivos del departamento O.S.7 de Carabineros, con base en Santiago, se encontraba en Viña del Mar para prestar servicios especiales con ocasión del Festival de la Canción. Casi al llegar a la ciudad jardín, el Mayor Sergio Avila Quiroga recibió una llamada telefónica.

El mayor Avila no conocía al cabo Juan Quijada Flores, que le llamaba para entregarle una información explosiva. Poco después, el oficial recibió al cabo y escuchó su historia. De allí surgiría una sigilosa investigación, que se prolongo por el resto del mes, necesaria para comprobar las denuncias de Quijada. Ni Jorge Sagredo Pizarro ni Carlos Topp Collins, ambos de la Primera comisaría de Viña, imaginaron que el O.S.7 comenzaba la lenta tarea de reunir pruebas.

-Quijada me dijo- declaro el oficial ante el tribunal, – que a principios de febrero, Jorge Sagredo le había confidenciado su participación en los delitos atribuidos al sicópata.

El cabo argumentó que no había informado a su jefe directo por temos al ridículo, ya que en esa época, en serio o en broma, todo el mundo tenía diferentes teorías acerca de la identidad de los dos homicidas de la quinta región. También temía que, si su denuncia no podía ser confirmada, corría el riesgo de ser sancionado disciplinariamente por acusaciones infundadas a sus compañeros. Pero el O.S.7 le dió seguridades de que sería bien interpretado y que se iniciaría una investigación en el más estricto secreto.

O.S.7 inicia de esta manera una exhaustiva investigación de Sagredo y Topp Collins que rápidamente empieza a entregar frutos.

Pero el caso, inesperadamente para O.S.7, comenzó a remontar hacia su máxima espectacularidad a principios de marzo de 1982. El martes 2, el diario La Tercera publicó una primera información, vaga y confusa, sobre las detenciones de dos sospechosos aprehendidos por Investigaciones. No se darían sus nombre hasta el día siguiente pero uno de ellos sería un empresario viñamarino.

Considerando las pruebas que acusaban a Topp y Sagredo y tratando de impedir un inminente error policial, O.S.7 apresuró el paso. El tiempo apremiaba, y el O.S.7 encontraba lentamente evidencias que iban en la dirección de los dos policías que ya estaban arrrestados.

El 7 de Marzo de 1982, Topp y Sagredo son entregados a la justicia por O.S.7, y el empresario viñamarino es dejado en libertad por falta de méritos.

Revista Ercilla, 5 de Enero de 1983